Questions

Diferencias en Torno al «Pase» Futbolístico

Por Angel Botto O. y Carlos Toro M.

Diferencias en torno al «Pase» Futbolístico

Si existe un factor de movilidad en el desempeño de una actividad laboral es en el caso de los futbolistas profesionales. Son muy pocos los jugadores que permanecen un tiempo prolongado prestando servicio en un mismo club. Habitualmente son transferidos a otros elencos, tanto nacionales como extranjeros.

Es por ello que a la hora de intentar una definición respecto a la naturaleza jurídica de la relación que existe entre un club y un jugador, las respuestas varían desde aquellas que la califican como «un mandato deportivo» o un «contrato deportivo», hasta quienes sostienen que se trata de una relación especialísima dentro del ámbito laboral. Tanto más complejo es resolver, en consecuencia, la naturaleza de lo que se denomina, en la reglamentación futbolística profesional, «pase» o «derechos federativos».

Por otra parte, es de común ocurrencia que distintos clubes vendan el «pase» de un jugador determinado o «compren» a un jugador específico.

Estos usos del lenguaje, propios y aceptados en el fútbol, darían a entender que el jugador de fútbol profesional es un «producto» o «mercadería», que se transa libremente, dando lugar así a una compraventa de personas, obviamente prohibida por la ley.

Por cierto, no se transfiere o vende al futbolista como persona, sino los llamados «derechos económicos» y, en su caso, «los derechos federativos» o como quiera entenderse «el pase».

Los abogados Angel Botto Oakley, presidente del Tribunal de Disciplina de la ANFP, y Carlos Toro Manríquez, secretario ejecutivo-abogado de esta entidad, nos ilustran sobre estas materias.

¿Qué es el «derecho federativo» o «pase», en el contrato de futbolista profesional?

Es un derecho personal del jugador de fútbol, que puede ser objeto de relaciones jurídicas con contenidos económicos para quienes intervienen en ellas, independientes de las que se generen por efecto del contrato de trabajo celebrado entre el jugador y un club.

¿Es lo mismo «derecho federativo» que «derecho económico»?

El «derecho federativo» es el que se incorpora al patrimonio de un jugador de fútbol que se federatiza, es decir que adquiere la calidad de jugador profesional o aficionado por la circunstancia de incorporarse a un organismo llamado federación o asociación de futbolistas, reconocido por la FIFA. Los «derechos económicos» no son sino la valuación pecuniaria del «derecho federativo».

¿Puede un jugador negociar su «pase» o «derecho federativo», con prescindencia del club con el cual ha celebrado un contrato de trabajo?

El «derecho federativo» o «pase» es intrínsecamente de propiedad del jugador. Al producirse una cesión o traspaso a un club u otro tercero, no se hace más que un acto de registro que no afecta al derecho de dominio que siempre le corresponderá al jugador respecto de su «pase» o «derecho federativo», pero que en la medida que ha sido cedido o transferido por el jugador a un club u otro tercero no puede ser enajenado por aquél con prescindencia del club o del tercero que lo ha recibido al título que fuese.

¿Por qué se habla hoy de un «derecho económico» y de un «derecho federativo» o «pase», en el contexto de las relaciones jurídicas que vinculan a un futbolista con un club determinado?

El jugador sólo negocia «derechos económicos»; el «derecho federativo» no es negociable ya que forma parte indisoluble de la condición de ser futbolista. Cuando un jugador se federatiza incorpora una potestad que sigue con él mientras dure en la actividad; lo que hace en sus relaciones con terceros, sean éstos clubes o empresarios, es solamente negociar los «derechos económicos» incorporados a su patrimonio personal.

¿Por qué se dice que el «pase» pertenece a un jugador o bien a un club u otro?

Cuando se usa el término «pase», en la jerga futbolística se está aludiendo al «derecho federativo»; y hemos señalado que este derecho siempre es de dominio del jugador, por lo que resulta una impropiedad señalar que pueda pertenecer a un tercero. Cuando un jugador negocia su contrato de trabajo con un club u otro, sólo está aceptando a efectos formales que otra federación registre su derecho federativo. De hecho la federación que tiene registrado «el pase», terminada la relación laboral materia del contrato de trabajo entre el jugador y el club, no podría impedir que el mismo jugador inscribiera su «derecho federativo» en la organización a la que pertenezca un nuevo empleador.

¿Qué es el «derecho federativo»o «pase», en el contrato de futbolista profesional?

No es más que un contrato de trabajo, sancionado con una inscripción ante la federación respectiva y la asociación en la que está inserto el club que lo contrata. Así, estos contratos, que son siempre a plazo fijo, obligan al jugador a actuar sólo por el club que lo tiene contratado, y no se puede actuar por otro hasta que la correspondiente asociación y federación cancelen la inscripción del contrato de trabajo e inscriban otro para otro club. Lo que cobra un club a otro por el «pase», no es otra cosa que un pago por desvincular al jugador, poniendo fin al contrato de trabajo que lo liga, permitiendo de este modo que pueda suscribir uno con otro club. Es una estipulación dentro del contrato de trabajo que pacta un jugador con un club, que permite a este último acreditarlo como jugador de sus filas por el período convenido.

¿Es lo mismo «derecho federativo» que «derecho económico»?

Tanto el «derecho federativo» como el «económico» corresponden a lo expresado al contestar la pregunta anterior. Debemos llamar derecho federativo a la inscripción del contrato de trabajo en una asociación federada; y el segundo es el valor que se da a la autorización de desvinculación.

¿Puede un jugador negociar su «pase» o «derecho federativo», con prescindencia del club con el cual ha celebrado un contrato de trabajo?

Un jugador puede negociar su contrato solamente cuando no está inscrito con contrato vigente en ningún otro club de ninguna federación. Esto es lo que llamamos un jugador libre, que puede negociar a su arbitrio las condiciones de su contrato de trabajo, en lo que se conoce como «negociar el pase». Cuando la prensa dice que el jugador queda con el pase en su poder, debemos entender que su contrato de trabajo termina al fin de temporada y no es renovable, por lo que puede contratarse en la forma antes indicada.

¿Por qué se habla hoy de un «derecho económico» y de un «derecho federativo» o «pase», en el contexto de las relaciones jurídicas que vinculan a un futbolista con un club determinado?

A mi parecer, se trata de denominaciones impropias, ya que ninguno de estos derechos puede ser desvinculado de su fuente, que es el contrato de trabajo. En efecto, mientras el contrato está vigente, los «derechos federativos» y los «económicos» pertenecen al club que contrató al jugador.

¿Por qué se dice que el «pase» pertenece a un jugador o bien a un club u otro?

Se dice que el pase pertenece a un jugador, cuando no tiene contrato vigente con ningún club; por el contrario, pertenece a un club cuando hay contrato vigente e inscrito en una asociación federada. Se llama pase internacional la autorización que da la federación de un país, para que el jugador se contrate y sea inscrito en una federación de otro país. En este caso, si el jugador es libre, la federación en que anteriormente tenía contrato inscrito así lo indicará a la que lo recibe; y si tenía contrato inscrito vigente, deberá además agregar la autorización respectiva del club que lo desvinculó.